Este 2018 hemos celebrado la Diada de Sant Jordi de una manera muy especial. Este año, desde la Fundación se han organizado diferentes actos abiertos a la participación de todas las personas que forman esta gran familia y el resultado no podría ser mejor.

Un año más hemos celebrado el Sant Jordi pero esta vez lo hemos hecho por primera vez organizando talleres creativos y premios literarios.

La celebración de Sant Jordi comenzó para nosotros el pasado 13 de abril, día en el que se celebraron tres talleres creativos en la sede de la Fundació Malalts Mentals de Catalunya (FMMC). El primero de los tres talleres lo llevó a cabo una persona voluntaria de la fundación que nos mostró diferentes técnicas de trabajo con acuarelas. El resultado fueron unos puntos de libro fantásticos.

El segundo taller, dirigido por una de las personas con apoyo que forman parte de la FMMC, fue sobre creación literaria y escritura creativa. Finalmente, el tercer taller, sobre la creación artística y conducido una persona trabajadora de la Fundación, nos permitió aprender a hacer libros en formato miniatura decorados y escritos con dibujos propios de inspiración personal

Un concurso literario al alcance de todos

Otra de las novedades de este año es el Concurso literario de la FMMC, una actividad organizada y conducida por una de las personas con apoyo de la fundación, desde las bases de participación y presentación de trabajos hasta la formación del jurado.

El concurso contaba con dos categorías de participación: prosa y poesía, en las que un jurado de 5 personas (profesionales y personas con apoyo de la Fundación) establecían la clasificación final de los ganadores en cada una de las categorías. Esta clasificación se dio a conocer el 4 de mayo junto con la entrega de premios a los 3 ganadores de cada categoría.

En la categoría de prosa, los títulos de las obras premiadas fueron: “El Azahar”, “La rosa” y “El Castillo del rey”. En poesía destacaron: “Lejos de ti”, “Espejo Roto” y “Único son”.

Libros, pero también rosas

A lo largo del mismo día de Sant Jordi, como ya es habitual, montamos una parada de venta de rosas delante de la fundación, la recaudación de la cual fue destinada a crear actividades y salidas para las personas que atendemos.

Gracias a todos los participantes y voluntarios organizadores de los talleres y del concurso literario para hacernos vivir un Sant Jordi único y especial.