Para facilitar el periodo de confinamiento con motivo del COVID-19, la FMMC ha recomendado a sus profesionales una serie de medidas para realizar sus tareas de modo efectivo y establecer una rutina de teletrabajo. Compartimos una síntesis:

ESPACIO. En la medida de lo posible, encuentra un lugar donde trabajes de modo exclusivo, evitando distracciones y manteniendo el trabajo separado del ocio. No es recomendable trabajar en el sofá, por ejemplo.

RUTINA. 
Establece unos hábitos, preparando con antelación el espacio de trabajo, y apartando objetos que puedan distraerte, como por ejemplo el móvil personal.

HORARIO. 
Establece unos horarios lo más parecido a lo habitual, para mantener el orden mental y la sensación de normalidad.

ORGANIZACIÓN. 
Haz un plan de trabajo diario, con las tareas pendientes, según los plazos establecidos y las prioridades.

VESTIMENTA. 
Ponte ropa cómoda (no hace falta que sea como si fueras a la oficina), pues ayuda a diferenciar entre la vida personal y laboral.

DESCANSOS E INTERACCIÓN. 
Establece pausas para descansar y desconectar de manera positiva. Encuentra momentos para la interacción social en casa o telemáticamente.

ESTADO FÍSICO. 
Aprovecha las llamadas para levantarte y caminar. Incluye en tu día a día ejercicios físicos, como por ejemplo estiramientos.

MOTIVACIÓN. 
Será vital recordar, en cada momento, lo que hacemos y por qué lo hacemos. Sé positivo/a, viendo lo que nos pasa como un reto personal y colectivo.

Adelante y gracias!
#yomequedoencasa

Foto: Stefano Buonamici ©