TIPOS DE MEDIDAS DE PROTECCIÓN

Tutela

Es la medida de protección más intensa que puede resultar de un procedimiento judicial de modificación de la capacidad y que establece la representación legal como instrumento de apoyo. Puede ser total o parcial.

  • Asistir al tutelado, velar por su salud, procurarle alimentos, la recuperación de su capacidad y la inserción en la sociedad. Es decir, asegurar que se cubran todas sus necesidades básicas (alimentación, vivienda, salud, etc.).
  • Administrar sus bienes.
  • Tomar las medidas necesarias para favorecer la recuperación de la capacidad de obrar y su inserción en sociedad.
  • Dar el apoyo necesario a la toma de decisiones.

El Tutor

El tutor será el representante legal de la persona con la capacidad modificada y puede ser una persona física, generalmente la familia, o una fundación tutelar como la Fundació Malalts Mentals de Catalunya.

Para asegurar una actuación adecuada, el tutor debe presentar un inventario de bienes y, posteriormente y de forma anual, rendir cuentas de todas las acciones realizadas y todos los gastos generados ante el juez.

Aunque la tutela implica la representación legal, el tutor debe escuchar la voluntad de la persona a la que representa, debe buscar su capacidad residual y le dará herramientas para ser el máximo de autónomo posible. Esta decisión y voluntad interna ha quedado ratificada por la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad, aprobada en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York el 13 de diciembre de 2006 y ratificada por España el año 2008.