La asociación Encaix, la Coordinadora Tutelar y la Federación Dincat organizaron y lideraron el pasado noviembre la Jornada “Derechos y Soportes. Transformando la Tutela“, un foro de debate que tuvo como objetivo dar a conocer los retos que plantea la Convención de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad y la situación actual de la tutela como herramienta de apoyo al discapacitado y a la enfermedad mental.

La Jornada debatió sobre el concepto social de la discapacidad y el binomio autonomía vs. apoyo. Según la Convención de la ONU, todos, tiene plena capacidad jurídica, y que la tutela no puede en ningún caso sustituir este derecho sino que debe convertirse en un apoyo a la persona que lo requiera para que pueda ejercer esta capacidad jurídica con las máximas garantías.

Partiendo de esta premisa, la segunda parte del debate se centró en las expectativas de futuro, es decir, omo estructurar y adaptar los servicios de las fundaciones tutelares para que se conviertan en un apoyo a la toma de decisiones a la persona. El respeto por la autonomía, la opinión y la voluntad de la persona a la que se presta el apoyo serán la base de la relación que se establezca, a pesar de que ya son valores que desde hace muchos años rigen la forma de trabajar de la Fundació Malalts Mentals de Catalunya.

Este es un debate que todavía está activo. La Convención de la ONU marca las directrices pero las leyes catalanas aún no han sido adaptadas al nuevo concepto de tutela. Mientras tanto, es trabajo de las fundaciones tutelares buscar nuevas vías y soluciones para conseguir que todas las personas a las que ofrecemos apoyo puedan ser cada día un poco más autónomas en todos los aspectos de su vida.